La mente tiene tres atributos que nos son indispensables para lograr una buena salud. Estos son: la memoria, la inteligencia y la voluntad.

La memoria

Evita que repitamos los antiguos errores y nos advierte del peligro, basándose en la experiencia acumulada. Por ejemplo, si tomamos demasiado sol nos quemamos, si estamos sobreexpuestos al frío  nos resfriamos, si comemos en exceso nos duele el estómago, etc..

La inteligencia

nos hace discernir lo que nos conviene y lo que no. Nos dice qué alimentos debemos comer, cuánto ejercicio debemos hacer según nuestra edad y estilo de vida. Nos sugiere que debemos dejar el alcohol y el tabaco y beber más agua. Eso casi todo el mundo lo sabe…pero ¿ Cuántos lo aplican ¿ Muy pocos. ¿Por qué?  Porque no tienen voluntad.

La voluntad

es la cualidad más maravillosa de la mente. Sin ella no lograríamos nada. Nos lleva a la acción, y nos hace tener constancia y perseverar hasta lograr el objetivo deseado: En nuestro caso: la salud.

Recordar, comprender y perseverar son aptitudes que no todos tenemos por igual. Pero la buena noticia es que se pueden cultivar. Y podemos aumentar nuestras capacidades mentales con el estudio, la lectura y técnicas psicológicas encaminadas a potenciarlas. Especialmente la voluntad, sin la cual todo queda en la mente. Y no sirve de nada un conocimiento que no se aplica.